Color: el matiz del diseño

Hola de nuevo estimado lector, en esta página vamos hablar de la importancia del color, si bien muchos diseñadores en algún momento estudiamos “la teoría del color” creo que en la mayoría de los casos se ha utilizado para entender “que representa cada uno de los colores” y eso es sólo una parte de las posibilidades que tiene el espectro visible para los humanos.

Hagamos un breve repaso de lo que sabemos del color, muchas de ellas nos parecen obvias pero no lo son. En mi experiencia trabajando con diferentes diseñadores y dando talleres he visto que elegir uno o varios colores se puede volver una decisión muy difícil y eso es porque no se le da la importancia necesaria a la aplicación del color. Te comenté al principio que parece ser obvio tomar la decisión pero insisto no lo es, para dejarlo más claro; El amor no es rojo, el odio no es negro, y el mar tampoco tiene porque ser azul.


Empecemos, ¿tú qué sabes del color?, muy bien mira el color es una impresión producida por un tono de luz, también es una percepción visual que se genera en el cerebro de los humanos, es una interpretación de las señales nerviosas que se le envían a los foto receptores de la retina del ojo, son distintas longitudes de onda que captan la parte visible del espectro electromagnético, y otras cosas más…


Esa fue la explicación técnica que puedes investigar más y te aseguro que te será de mucha utilidad, pero esta página es para hablar de la importancia que tiene el color en temas semánticos, en su significado y en la percepción que ejerce sobre el espectador.

Tienen una connotación tan amplia que lo podemos manipular a nuestra conveniencia y afectar las decisiones del espectador.


Recordemos que los colores se dividen en cálidos y fríos, esto no quiere decir que unos sean positivos y otros negativos, los colores tienen diferentes clasificaciones, sabemos que existen los colores primarios que la combinación de estos nos dan los colores secundarios, también hemos descubierto formas de crear armonía entre los colores como la análoga, la monocromática, por tríada, complementaria, compuesto o por tonos. Estas son algunas de las técnicas que nos ayudan a combinar los colores.


Pero te digo un secreto, eso es sólo un proceso mecánico, que junto con la practica y la experiencia dominarás. Lo verdaderamente importante es entender el color, no sólo su relación con los conceptos, sino también sentir lo que trasmiten.



Debemos tener claro que en nuestro mundo usamos códigos sociales que nos ayudan a entenderlo y darle significado a las cosas, el color juega un papel importante. Por ejemplo: las señales de alerta usan una gama de colores cálidos porque el color rojo genera más atención, impulsos en el cerebro y eso ayuda a que las personas se fijen en él, por eso lo usamos para prevenir, llamar la atención. Es obvio, y lo es porque lo usamos con mucha frecuencia. ¿Se te ocurre otra forma para llamar la atención?


Espero que tu respuesta haya sido que sí. Utilizando el color podríamos lograr un contraste contra la cotidianidad, lo increíble es que podemos jugar con la mente y que reaccione por algo que no reconocía, claro si esa fuera la intención de nuestro proyecto. Recuerda que la toma de decisiones pueden tener pruebas de usuario y encontrar hallazgos que te ayuden a tomar la mejor decisión. Tampoco estamos buscando el hilo negro, solamente que el usuario se sienta cómodo o reconozca el mensaje.


Para mí, existen 3 momentos que debo considerar para elegir un color y son: el concepto, el público y la intensión. Vamos a ver en que nos ayuda cada una.

El concepto nos permite saber qué y cómo queremos comunicar algo, esto puede ser todo un documento a parte, pero para los fines prácticos de esta página, tiene que ver con definir si es moderno, si es clásico, si es minimalista, si es tierno o si es terrorífico, etc.


Haz el siguiente ejercicio, visualiza los colores que irían mejor con estos conceptos: modernidad (¿azules?), clásicos (¿ocres?), minimalistas (¿grises?), ternura (¿rosa o pasteles?), terroríficos (¿negros y rojos?), te das cuenta como ya estamos de cierta manera configurados, eso se debe a las experiencias que hemos acumulado, te invito a que no te cierres a tu primer juicio, te aseguro que si experimentas podrás descubrir resultados inimaginables.


Por ejemplo: el rojo tiene varias connotaciones, como la pasión, un indicador de alerta, hasta puede representar fuerza, pero si bajamos su saturación podemos tener colores claros casi llegando a rosas y ahí la connotación es diferente podría significar: ternura y dulzura. Cambió totalmente el significado y si le quitamos brillo a nuestro rojo base se convierte en un color oscuro que puede representar tanto elegancia, como tenebrosidad todo va a depender del contexto en el que viva.



Ahora veremos “el público”, es uno de los elementos más importantes en la toma de decisiones, pues nos permitirá saber a que perfil le hablamos, si son jóvenes, adultos, mujeres, hombres, niños, es de gran ayuda saberlo porque nos permite partir de un punto, y de ahí experimentar con los colores que viven en este código, poder romper los paradigmas y proponer algo nuevo o por lo menos algo diferente.


Ejemplo: En la imagen de abajo el color azul no será y no significará lo mismo para una marca de lujo de whisky, que para un vodka dirigido a jóvenes. Los dos productos viven dentro de la categoría de lujo, pero la intensidad o la saturación del color nos permite pertenecer a públicos diferentes.



Por último la intensión, quiero comentarte que este paso define el resultado de tu proyecto, y debes de ser lo más honesto posible contigo, pues no todos los proyectos son premium, hay proyectos que buscan la rareza como una cualidad. En este paso sabrás si tienes claro tu mensaje o no. Esto pasa mucho en productos de consumo, productos que quiere destacar de la competencia.



Te comparto estos 3 momentos que me ayudan a verificar si la elección cromática esta funcionando o no dentro de mi proyecto, la única forma de saber si son correctos, es experimentando y probando.

Por último…


Tienes razón; Me parece justo que después de que profundizamos tanto sobre el significado y la representación del color te comparta la información que te ayudará a justificar tus decisiones cromáticas.


... Qué me faltó sobre el color, que antes de elegir un color sepas completamente donde será utilizado y como será aplicado, si el cliente tiene recursos para comprar un color Pantone o de otra marca, y sino como generar la cuatricomía (pigmentos) y como convertirlos en colores luz (RGB) además saber obtener el código hexadecimal.

Ahora te dejo un par de links que te ayudarán en tu búsqueda cromática: colour.cafe, adobe color, coolors.co, material design


Listo, nos vemos pronto, te dejo esta frase que resumen este análisis. El color debe ser pensado, soñado, imaginado. Henri Matisse


DH.

0 vistas

Daniel Hosoya es un diseñador multidisciplinario mexicano especializado en el manejo del lettering y el branding para todo tipo de marcas.

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Derechos Reservados Daniel Hosoya® 2018 | No esta permitido la reproducción o el uso de las imágenes sin el consentimiento de Daniel Hosoya.