Las letras... ¿y las imágenes?

Dicen que las imágenes hablan mas que mil palabras, y es verdad pero cuando las imágenes visten las palabras ¿qué es lo que pasa? esta reflexión la responderé más adelante.

Si bien un escritor puede escribir muchas letras y expresar cómo se siente y qué es lo que quiere decir, también podríamos verlo como: un conjunto de signos que podemos identificar y trasmiten un mensaje juntos.


Ahora bien podemos incrementar el significado de lo que queremos expresar a través de una imagen cuando mezclamos estos dos elementos: las letras y las imágenes no permiten reforzar el mensaje a nuestro público.


Diseñar letras no sólo es que se vean bien o qué tengan un estilo, diseñar letras es poder hacer que el espectador no sólo pueda leerlas, sino también pueda sentirlas y sobre todo pueda reconocerlas.


Estimado lector, me encantaría poderte trasmitir mi emoción por la forma y el significado. Lo que sí puedo compartir contigo es que he descubierto que la pasión me permite practicar, explorar y conocer mejor mis objetivos, por lo que me gustaría dejarte algunos recursos que utilizo para aterrizar una idea.


Lo primero que debes de tener en cuenta es que la materia prima de un diseñador es la acumulación de contenido, de tener muchas referencias visuales, explorar con los sentidos sensaciones que nos permitan reconocer lo que pasa a nuestro alrededor, esto es importante porque, amigo diseñador el secreto de generar empatía con nuestro público es poder trasmitirle algo que ya conoce o que está esperando.

Pero lo más interesante es que no todo tiene que ser literal, hay cuestiones que simplemente buscan la estética, esa parte intangible que nos permite sentirnos bien, por lo que te pido que seas muy analítico en tus proyectos.


A continuación te mostraré algunos ejemplos que te ayudarán a comprender mi mensaje. Sí bien puede ser que llegaste aquí simplemente porque te gustan la letras, quiero ir más profundo y darte una razón de porque debes de ser consiente de lo que diseñas.


En cada proyecto que realizó me hago los siguientes cuestionamientos.

  1. ¿Qué quiero comunicar?

  2. ¿A quién le quiero comunicar?

  3. ¿Qué elementos viven en ese ecosistema?

  4. ¿Qué relación tienen con lo que quiero comunicar?

Al final esto debe de ser un concepto, una razón de ser, de porque existe y de porque tiene un significado.


Estás son algunas de las preguntas que me ayudan a definir el tono y la forma de mi mensaje. Ahora bien es momento de analizar el comportamiento de las letras en los mensajes.


Selección correcta de las letras.

¿De qué depende saber que elegimos correctamente las letras?

Es muy sencillo, siempre y cuando nuestro público reconozca la relación que tienen las letras con nuestro mensaje sabremos qué la selección fue correcta. Ten cuidado, no siempre seremos literales, todo depende del objetivo definido (nuestro público).

Lo primero que deberías hacer es: investigar el ecosistema de tu proyecto, las tendencias visuales del mismo (moodboard) y como poder juntar el tono (el estilo) con la forma (el objetivo). Aquí un ejemplo.

Este es un ejemplo muy simple para poder comprender la evolución del diseño.

  1. Sushi Dojo, nos permite ver a primera vista qué tiene rasgos orientales como: Un rollo de sushi vestido de ninja, con una base de palitos chinos (ohashis) que permiten crear equilibrio en la imagen.

  2. Asumimos que es un restaurante, ya que el sushi es un platillo japonés, dojo es una palabra que relacionamos con un lugar sagrado. Sushi Dojo es un juego de palabras que nos dice que es lugar para comer sushi.

  3. Reconocemos que los kanjis son símbolos orientales, aprovechar su estructura y la forma de sus trazos, nos permite situarlo en su origen como en la palabra ninja.

  4. Nuestro alfabeto occidental trata de simular esos trazos gruesos, sin embargo en la aplicación del logotipo la tipografía busca que la estética tenga legibilidad y personalidad con carácter moderno.

Para poder comprender estos elementos orientales, debimos haberlos visto antes en alguna película, o en algún restaurante o en algún libro para que estos elementos nos fueran familiares y reconocibles.


Ahora has el mismo ejercicio pero imagina “algo” que no tuviera relación con el contexto oriental, como: ¿si el rollo de sushi, tuviera una armadura medieval? o ¿Si la selección tipográfica fuera un estilo de tipografía romanas?. Sé que los ejemplos son muy exagerado, pero en medida de que te tomes el tiempo de analizar tus proyectos te darás cuenta de la posibilidad que tiene tu diseño de ser aceptado con tu público.


El carácter en las letras…

Otro ejemplo: ¿Qué pasaría si los compositores de la música clásica estuvieran fuera de contexto? ¿Cómo se verían?

La primera imagen muestra lo que ya conocemos de la música clásica por eso no nos parece ni espectacular ni diferente, es lo que sabemos que es, es lo que esperamos que sea. Nos enseñaron qué la música clásica tiene relación con la la elegancia.

Del otro lado tenemos una exploración con toques agresivos, formas puntiagudas, texturas de cobre y un poco de fuego, lo que nos puede sugerir algo diferente de la música clásica podríamos especular que sería las melodías de Vivaldi pero con un toque probablemente rockero.


Por eso es importante definir el objetivo, con eso podremos tener claridad de lo que requerimos diseñar. Estos fueron dos ejemplos de como se aplica el diseño en las letras y en el ambiente elegido, pero evidentemente hay mucho más elementos que nos ayudan a crear una composición clara, recuerda que existe: la composición, las jerarquías, los estilos, la ilustración, etc.


Así que ahora te toca a ti, explorar, alimentar tu imaginario colectivo y sobre todo ser empático con tu usuario, trata de entender que quiere, que busca, que le gusta, que sabe. Recuerda que tú también eres el público, y no diseñas para ti, diseñas para resolver necesidades.


DH.

1 vista

Daniel Hosoya es un diseñador multidisciplinario mexicano especializado en el manejo del lettering y el branding para todo tipo de marcas.

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Derechos Reservados Daniel Hosoya® 2018 | No esta permitido la reproducción o el uso de las imágenes sin el consentimiento de Daniel Hosoya.